Estoy embarazada y me siento fatal. ¿Qué me pasa?

No. El embarazo no siempre es una etapa de felicidad.

Hay para un gran número de mujeres para quienes el embarazo supone meses de angustia, ansiedad o tristeza.

Se estima que en torno a un 10-15% de las mujeres durante la gestación sufren una franca Depresión Prenatal. Y en torno al 50% señala haber sentido ansiedad en algún momento.

Pero parece que nos sentimos culpables por encontrarnos mal en un momento que debería ser de alegría y bienestar. Por esto y porque a veces no saben a quién acudir, muy pocas mujeres consultan y son tratadas.

Muchas veces incluso viven su sufrimiento en silencio, sin ni siquiera comentarlo con su pareja, familia o amigos.

Las causas son diversas y a pesar de que la biología y los cambios hormonales pueden jugar un papel importante los estudios avalan la importancia de los factores psicosociales.

Los factores de riesgo más importantes para padecer una depresión en el embarazo o en el postparto son:

    • haber tenido depresión o ansiedad en otros momentos de la vida,
    • mala relación con la propia madre
    • poco apoyo de pareja o familia o amigos
    • baja autoestima
    • haber vivido un episodio vital estresante en el año previo al embarazo o durante la gestación (pérdida de un ser querido problemas en el trabajo, cambio de vivienda…) o infancia de abusos o maltrato.

    Lo importante es que todas las mujeres sepamos que esto ocurre, que es más normal de lo que parece y que hay formas de tratarlo.

    [av_notification title=” color=’custom’ border=’dashed’ custom_bg=’#ff9191′ custom_font=’#ffffff’ size=’large’ icon_select=’yes’ icon=’ue81f’ font=’entypo-fontello’]
    Si te sientes identificada con estos sentimientos y te parece que no estás disfrutando de tu embarazo, no dudes en consultar con un especialista de la perinatalidad que valore tu situación y te ofrezca opciones de tratamiento.
    [/av_notification]

Comparte esta entrada